Utilizando la prueba social

Tal vez no hayas escuchado antes el término “validación social” pero probablemente estás muy familiarizado con él en tu vida diaria. Cada vez que vas a un restaurante o cafetería porque un amigo te lo recomendó, eso es una validación social. Cada vez que lees la reseña de un producto en una página de Internet, eso es una prueba social. Así que, ¿qué es? Simplemente el suministro de información con la que la gente tiene más posibilidad de creer o actuar porque proviene de una fuente que es considerada de confianza.
 

¿Por qué la validación social es importante en la recaudación colectiva de fondos?

Mientras más contenido es publicado y compartido en línea, las audiencias cada vez se vuelven más escépticas de nueva información. Actualmente, el ver no es creer. Sin embargo, cuando una persona que conocemos o respetamos, apoya un producto, nuestra confianza en ese producto aumenta. Toma en cuenta la evidencia: el 92% de la gente confía en las recomendaciones de amigos y familia más que en cualquier otra forma de marketing (fuente) y sólo tienes que ver páginas de Internet como Amazon o Trip Advisor para ver el poder de las reseñas de los productos.

 
Integrar la prueba social en la comunicación de tu campaña, es una estrategia poderosa para influenciar a los donadores potenciales. Si consideras las cinco fuentes de prueba social – experto, celebridad, usuario, sabiduría de la multitud y la sabiduría de tus amigos – es claro que tienes un variado paquete de herramientas de dónde elegir. Además, la forma en que implementes tu prueba social puede generar diferentes reacciones emocionales y puede ser utilizado para diferentes objetivos: para aumentar en general el número de donadores, motivar niveles más altos de donación o para alcanzar a una nueva audiencia.
 
Ideas para incorporar la prueba social en tu próxima campaña.
 

1. Haz que los testimoniales de los donadores sean una parte clave de tu comunicación. 

Estamos acostumbrados a compartir los testimonios de los beneficiarios ¿pero por qué no las experiencias de los donadores? Compartir la historia positiva de interacción de alguien más con la organización es una de las formas más fáciles para inspirar confianza en los donadores primerizos. Para comenzar, reúne alguna retroalimentación de tus donadores actuales haciendo preguntas como:
  • ¿Cómo han estado involucrados con tu organización?
  • ¿Qué valor ven en el trabajo de tu organización?
  • ¿Cómo se han sentido?

Entonces incorpora los comentarios más inspiradores e inesperados en tus correos electrónicos, publicaciones en redes sociales y en tu página web. Recuerda que una imagen vale más que mil palabras así que incluye fotos, nombres y alguna información de contexto (donde sea posible) para hacer que los testimonios sean aún más auténticos.
 

2. Motiva a los donadores a dejar un comentario en la página de tu proyecto de HIPGive. 

Una de las características únicas de HIPGive es que los donadores pueden elegir dejar un mensaje público para ti mientras hacen su donación. Éstos, están publicados en la sección “Donadores” de la página de tu proyecto.
 
Revisa los comentarios en el proyecto de Luna Maya “Ayuda a las mujeres indígenas a tener acceso a un cuidado seguro y respetuoso.” Después imagina cómo este tipo de mensajes podían estar incluidos en las actualizaciones del proyecto y a mitad de campaña – la emoción y entusiasmo positivos y genuinos, podrían ser fácilmente utilizados para invitar a más donadores a que se unan y apoyen a un proyecto para que llegue a la línea de meta.
 

3. Recluta a un experto o a un influencer.

¿Conoces a alguien que sea un líder fuerte o que tenga muchos seguidores en redes sociales? Pídeles que donen, compartan y dejen comentarios personales en tu comunicación oficial – le agregará visibilidad y credibilidad a tu campaña.
 

4. Crea un reto para el equipo de trabajo.

Desafía a cada uno de los colegas de tu organización (no sólo al departamento de recaudación de fondos) para que logren que 10 personas hagan una contribución. Pueden hacerle la solicitud a cualquier persona de sus redes profesionales y personales. Y además, si ofreces un premio para la persona que logre recaudar más dinero ¡te sorprenderás de lo fuerte que trabajarán!
 

5. Comparte tus credenciales profesionales. 

Mientras que algunas personas se dejan llevar por las emociones, muchos otros realizan decisiones racionales o al menos son influenciados por información objetiva. Si tu organización ha ganado premios, está certificada o tiene otras distinciones profesionales, puedes mencionar esto en la narrativa de tu proyecto, o incluir en el pie de tus correos electrónicos, tal como en este ejemplo de Save the Children: 



 
¿No encontraste lo que buscabas? Haznoslo saber
Con gusto te ayudaremos
CONTACTANOS
ESCRIBE A NUESTRO EQUIPO DE SOPORTE
Te responderemos lo mas pronto posible
Nombre*
Dirección de correo*
Asunto*
Mensaje*
ENVIAR