El correo perfecto con un llamado a la acción

Al estar a cargo de una campaña de #LatinxsBelong—o cualquier campaña de fondeo colectivo—es una tentación pensar que una vez que se haya publicado el proyecto, los donativos llegarán de manera automática. La realidad es que publicar tu proyecto solo es el primer paso: una campaña exitosa requiere no solo un proyecto atractivo sino también una gran estrategia de comunicación para motivar a las personas a realizar un donativo.

Tanto expertos como profesionales de organizaciones no lucrativas, concuerdan en que tu lista de correo electrónico es el factor número uno de tráfico para la página de tu campaña.

¿Qué estás esperando? Sigue estos simples consejos para escribir el correo perfecto con un llamado a la acción que realmente inspira a las personas a donar.

1. Comienza por el título.

“Lograr que alguien abra un correo electrónico es tanto el reto más grande del vendedor como su mejor oportunidad,” menciona Vivian Swertinski de Informz. “Él éxito depende de sólo algunos elementos: el nombre amigable “De”, “Asunto” y el texto antes del título. Eso es todo.”

Puedes leer el artículo completo de Vivian aquí, pero tómalo de ella: después de analizar más de 5,000 textos de líneas de asunto, la información confirmó que las audiencias son emocionadas y atraídas por sorpresas agradables e inesperadas en sus bandejas de entrada, así que tu línea de asunto perfecta debería ser:

  • Personal
  • Chistosa o juguetona
  • Agradable

En general, te recomendamos pasar alrededor de la mitad del tiempo que trabajes en tus correos electrónicos, elaborando la línea del asunto – es vital el lograr que los donadores abran el correo y que estén en el estado mental correcto para estar receptivo para ver lo que hay adentro.

2. ¡Personaliza!

Con suerte, tu lista de correos electrónicos es tan grande que estás utilizando algún tipo de servicio de correo electrónico (los comunes incluyen Icontact, MailChimp y Constant Contact, pero hay muchos de dónde escoger.) Si es así, siempre utiliza la herramienta de personalización para que los donadores potenciales sean recibidos por su nombre y no sea un saludo genérico.

3. Utiliza una solicitud convincente para pedir el apoyo.

El contenido y frases específicas que incluyas en tu correo hacen una gran diferencia en persuadir (o disuadir) a que los donadores potenciales hagan una contribución. En el periodo previo a #GivingTuesday, Jamie McDonald motivó a las organizaciones no lucrativas a usar un proceso simple de tres pasos para elaborar su “solicitud”, involucrando una Declaración de Creencia, una Declaración “Tú” y una de Oportunidad. Por ejemplo, al recaudar fondos para una despensa para estudiantes, esto podría aparecer como:

  • Declaración de Creencia: Creemos que ningún estudiante tiene que elegir entre comer y aprender.
  • Declaración Tú: Nos puedes ayudar a abastecer la despensa para que ningún estudiante CCBC tenga que hacer esa elección e ir hambriento.
  • Declaración de Oportunidad: ¿Estás con nosotros?

Tú eliges explicar tu solicitud, asegúrate de que tu llamado a la acción sea claro y por supuesto, procesable. Debería ser realmente una pregunta, una solicitud para una acción concreta o una referencia específica de la calidad o cantidad de la acción. Por ejemplo, al preguntar, ¿Contribuirías hoy con 50 dólares para los programas de tratamiento de cáncer para niños?” es mucho más efectivo que escribir “Por favor considera ayudar a nuestro hospital.”

4. Inspira confianza con un diseño profesional.

Construcción de marca (Branding) – el uso de señales visuales consistentes y claras para establecer identidad – ayuda a inspirar familiaridad y confianza, lo cual significa que más gente prestará atención al mensaje y le dará seguimiento al llamado a la acción. Tómate el tiempo de pulir el diseño de tu correo electrónico, utilizando los colores de tu organización y características de marca; y si estás participando en uno de los concursos o campañas de HIPGive, mantente atento de nuestros kits de herramientas especiales con logos y banners para ayudar a potencializar la credibilidad de tu campaña e inspirar a la acción.

5. Pruébalo para alcanzar impacto máximo.

¿No estás seguro si lo hiciste bien? Reúne a un pequeño grupo de donadores potenciales, envíales tu correo electrónico de prueba y pídeles sus opiniones honestas acerca de cómo los hizo sentir el correo y cómo reaccionarían. No hay nada como la retroalimentación del mundo real para ayudarte a asegurar que tu correo está llenando las necesidades de tus donadores y de esta forma, tienes la oportunidad de perfeccionar tu mensaje y generar la emoción correcta para que la mayor cantidad posible de personas se interesen en dar clic en “Donar Ahora.”

¿Has probado otras tácticas de correo electrónico que han demostrado ser exitosas? Por favor, ¡comparte con nosotros y con otros, tu sabiduría en los comentarios de abajo!