Ayúdanos a restituir los derechos humanos de 5 mujeres mayores en situación de calle

La calle no es un lugar para vivir y menos en la adultez mayor

Fundación Gente de la Calle

Human Rights

Nuestra historia

En Chile es común decir por estas fechas “se te apareció marzo”, ya que para muchos es fin de la alegría del verano y de las vacaciones. Marzo también da inicio a las temporadas frías del año y es algo común para nosotros ver que en invierno las autoridades anuncien la apertura de albergues provisionales para evitar que las personas que viven en la calle mueran de hipotermia.

 

La situación de desprotección y la vulneración de derechos es incuestionable, sin embargo, la temporada de invierno eventualmente termina y el común de la gente vuelve a olvidarse de estas personas que están en nuestro entorno todos los días, pero que no vemos salvo en estos meses especialmente peligrosos para ellos.

 

Desde el año 1994, la Fundación “Gente de la Calle” ha estado promoviendo la erradicación definitiva de la situación de calle en Chile. Es una propuesta que convoca a distintos agentes e instituciones públicas y privadas para implementar y consolidar una red de protección, promoción y resguardo institucional para las personas en situación de calle, poniendo especial hincapié en las más vulnerables, como las mujeres adultas mayores, toda vez que están vigentes normativas legales y convenciones internacionales que habilitan el establecimiento de mecanismos legítimos para lograr su cumplimiento e imponer, llegado el caso, su restauración.

 

¡NO PUEDE HABER MÁS MUJERES ADULTAS MAYORES EN SITUACIÓN DE CALLE!

 

Ante la ausencia de políticas públicas que aborden las vulneraciones de derechos que sufren las mujeres mayores que viven en situación de calle, buscamos entregar apoyo jurídico e intervenir judicialmente 5 mujeres adultas mayores que se encuentran en las calles de la ciudad de Valparaíso, en completo abandono familiar e institucional.

 

¿Cómo lo haremos? 



Mediante el trabajo de una dupla socio jurídica especializada, quienes llevarán a cabo la búsqueda de quienes deben ser responsables del cuidado y protección de estas mujeres adultas mayores que han visto vulnerados sus derechos humanos, al ser sometidas a vivir en situación de calle.

 

La dupla sociojurídica está compuesta por un trabajador/a social y un abogado/a, quienes:

 

Primero: Toman contacto con las personas vulneradas para proponerles incorporarse a un proceso de integración y reparación de sus derechos vulnerados, en atención a su doble condición de adultas mayores y personas en situación de calle. En esta etapa se realizan gestiones y se elaboran informes técnicos para ponderar su estado sociojurídico actual. 

 

Segundo: Inician las acciones judiciales de tipo proteccional, en pos de activar del sistema protector existente.

 

Ambos profesionales asumen una coordinación ejecutiva iniciando un circuito protector, legal y social, presentando denuncias o demandas ante los tribunales competentes en los casos que corresponda, a fin de restituir y empoderar los derechos vulnerados.

 

¿Por qué es importante para nosotros?



Las políticas actuales se caracterizan por atender este problema asistencialmente y desde la caridad, no logrando problematizar esta condición como una evidente vulneración de derechos, a la luz de la “Convención Interamericana de Protección de Derechos de las Personas Mayores” vigente en la Organización de Estados Americanos (OEA) desde enero de 2017 y ratificada por nuestro país en agosto de ese mismo año. La “Convención” es un logro normativo que pone a las personas mayores en el centro del ejercicio jurídico y obliga nuestro país a garantizar la protección y goce de sus derechos.

Como Fundación queremos ir más allá de las acciones de apoyo estacional, meramente caritativo e incluso queremos ir más allá del apoyo centrado en la intervención psicosocial, para pasar a darle también perspectiva de derecho y pilotear una nueva forma de intervención, la cual creemos reúne todas las condiciones para ser replicada por la institucionalidad en materia del adulto mayor.

Además focalizamos la acción en mujeres que son adultas mayores, cuya compleja realidad permanece invisibilizada, por ser menos en las calles, en comparación con los hombres.

 

¿QUÉ IMPACTO TENDRÁ NUESTRO PROYECTO?

En términos institucionales:
• Habremos generado un dispositivo protector especializado en adultos mayores desde la perspectiva sociojurídica.
• Habremos incidido en las acciones que se dirigen a este grupo tres veces excluido: por su  género, por su edad y por estar en situación de calle.
En términos individuales:
• Se reemplaza un proceso vital excluyente por uno integrativo y restitutivo de los derechos de cada persona.
• Se activan los recursos desde una perspectiva de derechos protectores que vinculan la red social, con mujeres adultas mayores y situación de calle.
En relación a la problemática:
• Se reconocen procesos acumulativos de vulneración de derechos rompiendo el ciclo del daño permanente.
• Se aborda el problema desde un enfoque de derechos, ya no desde un enfoque de pobreza.
La evaluación de estos impactos se realiza por medio de mediciones y caracterizaciones que den cuenta de:
• Check list de derechos vulnerados y acciones restitutivas, en una secuencia temporal de corto y mediano plazo.
• Sistematización de procedimientos sociojurídicos de protección de mujeres adultas mayores en situación de calle.
• Identificación de procedimientos judiciales de protección y resoluciones judiciales finales.

Cada donador se hace parte de la transformación del proyecto de vida de una mujer adulta mayor que viven en situación de calle, y la relación que establecen los miembros de una sociedad como agentes de cambio y de gestión de soluciones, contagia a otras personas y moviliza las redes asociadas al tema.

¿POR QUÉ DEBES CONFIAR EN NOSOTROS?

 

  • Porque sabemos ver en profundidad el problema y creemos en la gente.
  • Porque llevamos 24 años trabajando por la calidad de vida de las personas adultas mayores que viven en la calle.
  • Porque 1 de cada 3 de nuestros beneficiarios son mujeres lo que habla de la heterogeneización de un problema cuya visibilización tradicionalmente ha estado centrado en casos protagonizados por hombres.
  • Porque logramos un 90%de prestaciones efectivas con un 75% de éxito en las iniciativas sociojurídicas con personas en situación de calle.
  • Porque cubrimos un 100% de vulneraciones de derechos recurriendo al 100% de las instancias que el ordenamiento jurídico nacional e internacional pone al servicio de los grupos vulnerables.

Más información sobre Fundación “Gente de la Calle” en www.gentedelacalle.cl




Donantes

I

Ignacio

Tremenda iniciativa, mucho éxito!!

A

Anonymous

Espero que se duplique

J

Javiera

Muchos ánimos en esta campaña.

L

Laura

C

Camilo





Volver al menú