No son cifras ni porcentajes, son seres humanos

Juntos haremos realidad el Comedor-Escuela Río del Pilar y así garantizar alimento diario a esta comunidad venezolana.

ONG RedRETO

Children and Youth

Nuestra historia

 

¿Sabes cuántas veces come un venezolano promedio en una zona rural? Come solo una vez al día, y come lo que encuentra en el camino. 

El hambre amenaza el futuro de Venezuela

Para nadie es un secreto que el hambre está presente en la mesa de la familia venezolana y que los niños son su mayor víctima.

Hoy se habla de unos 6,8 millones de personas en Venezuela que no comen lo suficiente*. De acuerdo con los informes que muestra Caritas de Venezuela, los niños que comen, pero de forma insuficiente, presentan desnutrición crónica y si, al cabo de dos o tres años, no mejoran su ingesta alimenticia, dejan de crecer, dejan de aprender y su futuro productivo y el de la nación, se ve seriamente amenazado y comprometido.

En la costa noreste de Venezuela, en una de las regiones más pobres y paradójicamente, más fértil y con gran potencial, se encuentra el asentamiento rural de Río El Pilar en el que sus habitantes, como en la mayoría de los pueblos del país, intentan sobrevivir a la grave crisis humanitaria que los aqueja.

Es un proyecto que integra: escuela, familia, nutrición y aprendizaje.

¿Cuál es la realidad que queremos transformar con tu apoyo?

234 personas, entre ellos niños, jóvenes, adultos y ancianos que conviven en Río El Pilar, solo logran alimentarse en su día a día, con los mangos que caen de los árboles, o con verduras como la yuca y el ocumo, tubérculos ricos en carbohidratos, que les ayudan a mitigar «el sonido de la panza», como nos reportó Abel, un niño de 11 años.

La mayoría de las casas del pueblo son hechas de barro y ramas de árboles, sin división de espacios y sin baños. Solo el 11% de las familias tiene acceso al agua potable, pero no hay tuberías, ni aguas directas. Cuentan con alumbrado público y con la bendición de tener una Escuela rural que, además de brindar educación a los niños del pueblo, funciona como espacio de encuentro y organización por excelencia, de la comunidad.

Para transformar urgentemente la realidad de Río del Pilar y brindar a los niños una alimentación sana, nutritiva y suficiente durante todo el año, que les permita mejorar el desarrollo de sus capacidades, es necesario construir un Comedor-Escuela.

Por ello, en la ONG Red Reto nos aliamos con la Fundación San José, asociación civil sin ánimos de lucro que, desde hace más de 7 años, viene trabajando en apoyo a las comunidades rurales de esa región del noreste del país. Juntos, diseñamos un proyecto que aprovecha los recursos de la tierra a través de una gestión concertada escuela-familia con la intención de disminuir los niveles de malnutrición y desnutrición de los 51 niños que asisten a la escuela, y, en general, de todos los habitantes de la comunidad.

Tu aporte es muy valioso para alcanzar esta meta

Mientras los padres se encargan de preparar el terreno para hacer los huertos, estamos enseñando a las madres a sembrar, higienizar y preparar alimentos, con su propia cosecha y con el aporte nutricional que requieren para que sus hijos tengan alimento diario y de calidad, en su escuela y también en sus casas.

Haremos el diseño de los alimentos, compraremos las semillas y comenzaremos a producir en el terreno del huerto. Estamos acompañados de agrónomos y nutricionistas que asesoran y acompañan el proyecto.

Te invitamos a que nos acompañes a fortalecer esta Red y así ¡enfrentar, juntos, este Reto!

Somos ONG Red RETO, una entidad formada por venezolanos que apostamos al futuro de nuestro país. Respaldamos el trabajo que realizan las organizaciones que tienen base en Venezuela para sumar recursos en el desarrollo de experiencias locales que puedan replicarse y propiciar con organización, compromiso e innovación, los grandes cambios necesarios para enfrentar la compleja crisis que vive el país.

Conoce más de nosotros: visita www.retoasociacion.org y síguenos en nuestras redes sociales @ongredreto y @fundacion.sanjose

Los venezolanos somos resilentes, sabemos a qué nos enfrentamos, sabemos que tenemos un desafío grande por delante, desde el cambio de pensamiento hasta la propia construcción, pero no solo tenemos las ganas, tenemos aliados en terreno, tenemos la experiencia, queremos hacer muchos Comedores-Escuelas más, estamos generando un red de apoyo y sabemos que JUNTOS podemos hacerlo. Vamos de menos a más, comenzamos con esta pequeña comunidad para luego ir creciendo según los resultados que vayamos experimentando.