MUJERES LIBRES DE VIOLENCIA APP

¡Ayúdanos a prevenir a las mujeres mexicanas de la violencia y los feminicidios! Sigue leyendo y descubre cómo…

LIBRE. La visión de un país A.C.

Community

Nuestra historia

MUJERES
LIBRES DE VIOLENCIA APP

 

¡Ayúdanos 
a prevenir a las mujeres mexicanas de la violencia y los feminicidios! Sigu e
leyendo y descubre cómo…

 

Cuando llegué a la Ciudad de 
México nunca pensé que tendría que volver con un vestido negro en la maleta y 
el alma, sí es que existe, destrozada para el funeral de mi madre. Vine con la 
esperanza de lograr atraer el caso de secuestro de mi madre a la PGR. Llegué a
tocar las puertas de viejos conocidos y amigos para buscar encaminar
 adecuadamente la investigación. Mi mamá llevaba ya 15 días desaparecida y la
 UECS  nunca investigó su posible secuestro, incluso después de haber 
tenido en sus manos al sospechoso, al autor intelectual de quien cometió el
ilícito, al cual dejaron en libertad, ¡En dos ocasiones!

Mi madre, engañada, fue privada
de su libertad en un Centro Comercial en Chihuahua capital, el miércoles 5 de
abril a las 16:30 de la tarde. Dos horas después, un hombre  que mi mamá
 había cuidado y protegido como a su propio hijo, recogió su camioneta en
compañía de 4 personas más y así sin más, desapareció.

El día viernes 7 de abril, hubo
 una llamada de rescate y luego una de cobro. El delito era ya un secuestro, sin
embargo la UEAS, la fiscalía y el gobierno del estado, lo negaron hasta el último momento. Ese mismo día, a las 17:00 horas, la UEAS decidió dejar ir al
asesino, alegando que lo seguirían por su telefonía, pequeño problema, nunca le
entregaron su teléfono o lo siguieron. “Se nos peló”, reconoció el director de
UEAS frente a la familia.

Le creyeron al victimario y
victimaron a mi madre y a mi familia miles de veces. Nos sugirieron que mi
madre aparecería en algún lugar, “tomándose un coco en la playa”, investigaron
 sus cuentas, sus perfiles médicos, sus pasaportes y visas, su comportamiento telefónico; pero eso sí: NUNCA, NUNCA investigaron al sospechoso, JAMÁS.

Desecharon videos, pruebas,
 llamadas, no investigaron telefonía, básicamente estaban entrados en probar su
teoría preconcebida. Y cuando no encontraron nada, optaron por el rumor, las 
filtraciones, los trascendidos, como si mi familia no fuésemos personas, no 
fuésemos víctimas, como si no sufriéramos la pérdida, hurgaron en nuestras vidas
y al no encontrar nada, su última opción: la “señora tenía que ser una puta”,
porque claro, eso vendía y los exoneraba.

¿Por qué todas las mujeres que
 desaparecen tienen que ser putas o se lo buscaron? Como lo vi, lo leí y lo
  aprendí cuando trate con víctimas de desaparecidas. Como lo viví hoy. Siempre
 es más fácil desacreditar a la mujer victimizada.

El desenlace: los asesinos 
sueltos, la maestra Matilde Gil Herrera, apareció con un balazo en el cuerpo,
con señas de haber luchado por su vida. Enterrada en un hoyo en un terreno baldío, su camioneta calcinada y nuestra familia: destruida, tratando de
reconstruirnos, de reencontrarnos vestidos de negro.

 

Hay más historias como estas, de
 mujeres que han sido víctimas de la violencia, algunas sobreviven, otras tal
vez ni siquiera nos enteramos que sucedió con ellas.

¡No queremos que esto siga sucediendo! 
Buscamos usar la tecnología y la conectividad como un medio de educación y
 protección a la mujer, para alertar y prevenir la violencia de género a 
través de una comunidad activa.

En la aplicación que con tu
 donación podremos desarrollar, queremos crear: un registro de usuarios, red de
 emergencia (familiares y amigos), botón de pánico, geolocalización con mapa en tiempo real, mapas de google donde el usuario puede indicar lugares seguros o 
inseguros, conexión con el 911 para obtener ayuda , conexión con la Oficina del 
Procurador General para informar en línea, enviar mensajes de alerta para los
 miembros de la familia inscritos en la aplicación, foros comunitarios (con
temas, sobre: consejos de seguridad, infografías, videos, cuestionarios
 predeterminados, ¿cómo puedo saber si … he sido objeto de abuso?, información 
de asistencia legal).

¡Con 
tu donativo, ayúdanos a crear un ambiente seguro y libre de violencia para las
 mujeres y niñas mexicanas! ¡Si no quieres que estas historias se repitan, dona
 ahora!




Donantes

S

Simon Rowell

Good luck with the project. I hope you can find some meaning out of such a terrible situation.

V

Vinicio Gomez Estrada

Great success w app & project!

A

Anonymous





Volver al menú