Lecciones de crowdfunding de la escuela San Miguel

La escuela San Miguel es una pequeña escuela Lasallista que rompe el ciclo de pobreza para estudiantes de bajos recursos en Washington D.C. Aun cuando su departamento de desarrollo sólo está conformado por dos personas, la escuela recaudó más de $19,000 USD en tres campañas distintas en HIPGive. ¡Algo saben sobre cómo llegar a la meta! Es más, han navegado con éxito los concursos de HIPGive, beneficiándose de una gran proporción de donativos duplicados y ganando premios en el camino.

Afortunadamente, en el espíritu de la educación abierta, accedieron a compartir sus conocimientos. Aquí compartimos las tres lecciones más importantes para aprovechar los concursos de HIPGive para tu próxima campaña de crowdfunding.

 

1. Planear por adelantado.

A pesar de que sí se puede armar una campaña muy rápidamente, no quiere decir que se debería hacer así. “San Miguel es una escuela pequeña,” comenta María-Rose Cain, responsable de Mercadotecnia y Relaciones con Donantes. “No tenemos un gran equipo de desarrollo, así que es sumamente importante planear por adelantado y construir campañas alrededor de los concursos”.

También recomienda tomar el tiempo necesario para armar diligentemente los materiales para la campaña, dejando tiempo extra para que alguien pueda revisar los textos antes de publicarlos. “Solemos copiar y pegar textos de otros proyectos. Estamos tan familiarizados que leemos por encima y perdemos los detalles que entorpecen el texto”. Un par de ojos frescos te ayudará a pulir el texto y asegurar que sea atractivo para tus donantes potenciales.

 

2. Divide y vencerás

La segmentación de donantes es una estrategia importante de las campañas de San Miguel. Durante campañas de varias semanas el equipo aprovechó cada semana para comunicarse con un grupo diferente. En adición:

– Se invitaron a los donantes actuales a contribuir a la campaña, aun cuando hubieran cumplido sus aportaciones para ese año. Siendo que el monto solicitado fue bajo y para un bien específico (ipads para clases de ciencias), los donantes respondieron de manera positiva y la campaña generó un aumento neto en su contribución anual.

– Se identificaron donantes potenciales de las bases de datos de personas que habían tenido contacto con la escuela previamente, pero quienes no habían realizado un donativo. El equipo de San Miguel envió emails amables con frases como: “Has expresado un interés en apoyar a la escuela…:” donde resaltaron el valor de la campaña y los donativos duplicados. En muchos casos esto fue suficiente para motivar a las personas a completar su donativo, en lugar de esperar a que así lo hicieron eventualmente.

 

3. Comunicar efectivamente las horas de los fondos de contrapartida

HIPGive distribuye los fondos para duplicar donativos en diferentes tandas a lo largo del día y muchas organizaciones experimentan frustración al ver que sus donativos no alcanzaron ser duplicados. María Rose reconoce que es difícil comunicar la importancia de donar en ciertas horas por email, así que ella priorizó la comunicación por email, solicitando que se donara en momentos específicos y haciendo uso de la herramienta visible en la pantalla para determinar cuándo había más fondos disponibles y cuándo era mejor esperar.

“También nos fue útil mencionar el nombre de la organización que otorgó los fondos (de contrapartida)”, nos dice, “siendo que los donantes respondieron de manera positiva al saber que una fundación importante también se sumaba”.

 

En resumen, San Miguel ya ha tenido gran éxito en HIPGive, pero todavía esperan seguir desarrollando sus estrategias de crowdfunding. En particular esperan abrir campañas en las cuales puedan participar los padres de los alumnos con donativos pequeños de $5, $10 y $20, utilizando el poder de fondos de contrapartida para involucrar a nuevos grupos de personas.